Qué debe saber sobre los firewalls personales

1 de mayo de 2008
Resumen Si bien los firewalls personales son fundamentales para la seguridad informática, no todos saben de qué se tratan. Por lo tanto, si no sabe qué son exactamente o por qué son necesarios, no es el único.
Los firewalls personales controlan todo el tráfico entrante y saliente de Internet de su equipo. Bloquean automáticamente los intrusos y son fáciles de instalar y administrar. Si no posee un firewall, debería hacerlo. Los firewalls personales son más sólidos y versátiles que la mayoría de los firewalls de los sistemas operativos y las redes domésticas; por lo tanto, otorgan la protección y el control necesarios para trabajar y jugar en línea con seguridad.

¿Cuál es la función de los firewalls personales?

Cual centinelas virtuales, los firewalls personales vigilan constantemente su equipo. Preguntan a cualquiera que intenta acceder al equipo por Internet: "¿Quién es y qué está haciendo aquí?". Y autorizan el acceso sólo cuando están satisfechos con la respuesta.

Los firewalls personales poderosos, como Norton Internet Security, también ocultan el equipo y sus puertos a fin de dejar sin efecto las técnicas de análisis de puertos. Identifican y bloquean las secuencias de comandos Web maliciosas y los caballos de Troya conocidos. Además, monitorean todo el tráfico saliente y dan aviso cuando un programa no autorizado intenta acceder a Internet desde el equipo. En pocas palabras, los firewalls personales identifican y bloquean de forma automática el tráfico de Internet peligroso y no deseado.

¿Necesita un firewall personal?

Lamentablemente, al estar conectado a Internet, su equipo se convierte en un blanco fácil. Mediante programas de análisis de puertos y otras herramientas automatizadas, los hackers buscan por Internet todos los equipos desprotegidos. Cuando encuentran uno, intentan entrar ilegalmente. Y ya sea que estén en busca de sus datos o sean una especie de voyeur, no resulta conveniente admitirlos. Además, algunos delincuentes informáticos se apropian de equipos particulares elegidos al azar y los utilizan como pantalla para iniciar ataques más graves. Cuando un hacker utiliza su equipo para iniciar un ataque, usted puede convertirse en sospechoso del delito que él está cometiendo.

Dado que permiten evitar estos tipos de ataques, los firewalls personales son fundamentales, tal como la protección contra virus. Mientras que el software antivirus impide la entrada de virus, gusanos y caballos de Troya, los firewalls personales impiden que los hackers y otros intrusos se infiltren en su equipo. Trabajando en conjunto, estas dos tecnologías pueden impedir ataques que emplean una combinación de códigos maliciosos y técnicas de hackeo.

Firewalls de sistemas operativos y redes domésticas

Si bien los firewalls de los sistemas operativos y de las redes ofrecen cierta protección, no es suficiente. Los hackers pueden encontrar formas de atravesar los firewalls de las redes domésticas; cuando lo hacen, todos los equipos de la red quedan expuestos. Además, cuando se conecta a una conexión Wi-Fi pública, el firewall de su red doméstica no ofrece ninguna ayuda. En ese sentido, un firewall personal lo protege en todas partes. Tal como los firewalls de las redes domésticas, los de los sistemas operativos son generalmente menos sólidos que los firewalls personales. De hecho, la mayoría de los firewalls de los sistemas operativos controlan solamente el tráfico entrante. Eso significa que no hacen nada para detener el código malicioso que envía información desde el equipo.

¿Los firewalls personales son difíciles de usar?

No es necesario ser administrador de redes para instalar y administrar un firewall personal. La mayoría de estos firewalls se configuran fácilmente; tan sólo debe seleccionar un nivel de protección preestablecido. Una vez que está configurado y se está ejecutando, el firewall típico posee una consola de administración central para cambiar los niveles de protección, monitorear el tráfico y responder a las alertas. Al fin y al cabo, la mayoría de los firewalls personales no son más difíciles de usar que un programa informático.

Conclusión

Como en el caso del software antivirus, los firewalls personales son una herramienta de seguridad esencial. Alejan los elementos no solicitados, permiten la entrada de los elementos deseados y vigilan permanentemente en busca de alguna actividad sospechosa. Hacen que su equipo sea menos visible para los hackers y lo protegen mientras trabaja. Ésta es la conclusión final: Sin un firewall personal, su equipo no está tan protegido como podría estarlo.