Los anuncios emergentes no deseados ya no son inevitables

1 de mayo de 2008
Resumen ¿Cómo deben bloquearse los anuncios no deseados para evitar que aparezcan e invadan las pantallas del equipo, pero sin privarse de otros tipos de contenidos? Existen soluciones de software que se encargan de llevar a cabo este filtrado. Una explicación.
Una página Web que no termina de cargar, una gran cantidad de ventanas que se abren e impiden navegar o que lo dirigen a otro sitio mientras intenta cerrarlas desesperadamente... ¿Estas situaciones le resultan conocidas?

Esta escena se ha convertido, lamentablemente, en algo habitual y sumamente molesto para gran cantidad de usuarios que navegan por Internet. Al principio, la publicidad sólo se incluía en los anuncios en la Web, pero ahora aparece de maneras más invasivas.

En la actualidad, se pueden ver ventanas emergentes que aparecen una tras otra en la pantalla, anuncios interactivos que aumentan su tamaño al pasar el mouse sobre ellos, algunos anuncios que muestran clips de video o que pueden cubrir incluso toda la página Web que se está visitando. La mayoría de los usuarios se quejan de que estos anuncios sumamente molestos disminuyen la velocidad de sus conexiones. No obstante, hay ventanas emergentes que contienen información importante y algunos anuncios que pueden resultar de interés. Entonces, ¿cómo se pueden separar la información interesante de la que no lo es?

Barra de herramientas bloqueadora de anuncios emergentes

Hoy en día, muchos motores de búsqueda de Internet ofrecen "barras de herramientas" o "complementos" para la barra de herramientas del navegador. Éstos permiten acceder a ciertos sitios y buscar en la Web con mayor velocidad sin necesidad de interrumpir la ruta de exploración inicial. Una de las funciones integradas de estas herramientas es el bloqueador de ventanas emergentes. Si esta opción está seleccionada, la barra de herramientas impide que en los sitios visitados aparezcan ventanas emergentes y, por lo general, da aviso a los usuarios, quienes pueden optar entre autorizar los elementos emergentes del sitio en cuestión o seguir bloqueándolos.

No obstante, permanezca alerta. Si bien estas herramientas suelen resultar eficaces, existe un riesgo muy alto de que el sitio propietario de la solución en cuestión pueda espiar la sesión de navegación. Es posible que registren los sitios que se visitan a fin de asediar luego al usuario con anuncios dirigidos. En el intento por evitar las ventanas emergentes, puede exponerse a más publicidad no solicitada, no en forma de ventanas, sino de anuncios. Aunque al menos no son tan molestos...

Configuración de los navegadores de Internet

Como solución a los problemas que ocasionan las ventanas que aparecen en momentos inoportunos, los navegadores más nuevos poseen funciones de bloqueo para las ventanas emergentes. Los usuarios que tienen instalado Windows XP Service Pack 2 pueden, por ejemplo, bloquear las ventanas emergentes con Internet Explorer. El menú "Herramientas" de Internet Explorer ahora cuenta con la función "Bloqueador de elementos emergentes". Mediante la configuración de esta herramienta, es posible permitir que ciertos sitios muestren ventanas emergentes (o no). El navegador Firefox posee una función similar.
Los usuarios que desean bloquear otros tipos de anuncios (anuncios con clips de video o animaciones) también pueden configurar este navegador. En Internet Explorer, en la ficha "Opciones avanzadas" de la ventana "Opciones de Internet", se puede optar por no reproducir animaciones o videos.

Software especializado para una experiencia de navegación "zen"

No obstante, la forma más eficaz de bloquear los anuncios emergentes es acudir a un software especializado. Estas aplicaciones monitorean los datos que provienen de las páginas Web visitadas y bloquean las ventanas emergentes. El usuario puede crear listas de sitios autorizados a mostrar ventanas emergentes o incluso bloquear anuncios provenientes de una dirección en particular. Si bien estas herramientas garantizan una experiencia de navegación más zen, resultan especialmente útiles para proteger a los niños de ciertos elementos emergentes con contenido exclusivo para adultos.

¡Tenga cuidado con lo que bloquea!

No todas las ventanas emergentes son peligrosas. Muchos sitios las utilizan para señalar información importante o para mostrar datos sin cerrar la página original. Por lo tanto, si se bloquean los elementos emergentes de forma sistemática, es posible que se pierda, por ejemplo, información relacionada con los días en los que la biblioteca está cerrada, las interrupciones en el transporte público, el cambio de dirección de una tienda, etc.

Algunos periódicos en línea también utilizan ventanas emergentes para mostrar noticias de último momento. Otras ventanas, por más que sean anuncios, pueden presentar datos útiles, como descuentos en ciertos destinos ofrecidos por una agencia de viajes.

Otro aspecto es el código de ética personal de cada usuario que navega por Internet. Muchos sitios independientes necesitan estos anuncios para sobrevivir. Otros, que han elegido alojamiento gratuito, no tienen otra opción que imponer los anuncios. De lo contrario, no podrían existir.

Por último, no se deben confundir las ventanas emergentes de ciertos sitios con los anuncios emergentes que muestra el software espía. Las soluciones mencionadas anteriormente no pueden erradicar este problema. Para deshacerse de esta intrusión, se precisa una solución anti-spyware.